María Pita Colapso por el concierto de Luis Fonsi

El puertorriqueño logró abarrotar la plaza de A Coruña, pese a que la lluvia hizo acto de presencia

Luis Fonsi llega con su equipo de producción para la prueba de sonido, mientras los fans presentes impacientes coreaban su nombre del artista.

Claro no todo fue fenomenal, también se presentaron algunos inconvenientes de fans que se encontraban mal de salud mientras se espera con ansias al artista.

Las noches de María Pita una locura total. Este lunes 15 de agosto, A Coruña acogió a uno de los artistas más ansiados por los melómanos de la ciudad y al que era una de las cabezas del cartel. Tras una épica cuenta atrás, Luis Fonsi salió al escenario recibido por los miles de espectadores presentes que coreaban su nombre y emitían gritos de emoción que se prolongaron hasta que el puertorriqueño empezó a dar las notas de la primera canción: Dolce.

La plaza, que ya acogió a fans desde primera hora de la mañana, se abarrotó de gente por todos sus recodos. Había personas que se conformaban con escuchar su voz desde las inmediaciones de María Pita, casi en el mercado de San Agustín, porque el acceso a la plaza estaba colapsado. Las cabezas se amontonaban mientras se movían al unísono al ritmo de la música. Los que no cantaban a todo pulmón los temas, optaban por bailarlos junto a sus acompañantes, a pesar de las limitaciones del espacio.

Fonsi siguió su concierto cantando Date la Vuelta, que encendió a la masa, quien no pudo evitar girar en torno así misma, siguiendo las indicaciones de la letra. A puro dolor sonó después, que bajó el tono del concierto a uno más romántico, en el que ya se podía ver a personas emocionadas con lágrimas en los ojos, mientras alzaban sus móviles con las linternas y los zarandeaban de un lado a otro. Acto seguido, saludó a su público con un «Boas noites Coruña» que fue respondido con gritos de admiración y júbilo. Tras expresar lo emocionado que estaba por tocar en la ciudad, prosiguió su espectáculo musical mostrando sus dotes de vocalista y bailarín.

El viento y la lluvia tampoco fue un obstáculo para que el concierto se desarrollase con normalidad, puesto que de hecho los espectadores afirmaban agradecer las bajas temperaturas «porque con tanta gente junta se pasa mucho calor». Canciones como Corazón en la maleta, Imposible, Échame la culpa o Whine Up, fueron laureadas por los asistentes, que se dejaban la garganta para hacerle saber al artista que conocían a la perfección sus letras.

Además, las nubes dieron una tregua que coincidió con la balada que le dio el salto a la fama a Fonsi en el 2008, Yo no me doy por vencido. No hizo ni falta que cantase para que se escuchase su famosa letra en toda la plaza, que la gritaba con los ojos cerrados y la mano en el corazón.

Pero llegó el turno del archiconocido Despacito y María Pita se volvió loca. «Yo no me voy hasta que suene el Despacito», decía una mujer del público, a lo que su grupo asintió mostrando su acuerdo. Finalmente, el hit fue introducido por una previa instrumental que sostuvo la tensión de los espectadores, quienes se mantenían sonrientes con la mirada fija sabiendo lo que venía. Personas de todas las edades cantaban bajo sus paraguas la que es indudablemente la canción estrella de Luis Fonsi.

Y así se cerraba el concierto, que duró cerca de hora y media, aunque para sus fans «nunca hay suficiente de Fonsi».

50% LikesVS
50% Dislikes
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Usuarios mejor valorados
error: Content is protected !!
Yes No
× Close